Cuida las utilidades

dineroLlegó la Navidad y por esta fecha el dinero de las utilidades nos hacen un poco más felices, pero también más atractivos al delincuente. A fin de que puedas mantener la tranquilidad y alegría que brinda esta temporada, te adelantamos algunos consejos sencillos a la hora de retirar las utilidades y hacer tus compras.

Las tres cosas que hacen feliz a un delincuente en Navidad

El mejor regalo que le puedes dar a un atracador es convertirte en el mejor botín y en la persona más vulnerable del sitio al que vas a hacer tus compras. Algunos ejemplos:

  • Una persona totalmente desprevenida, abarrotada de bolsas y que porta grandes cantidades de efectivo.
  • Una persona que transita por lugares que no conoce, donde está desasistida, imposibilitada de huir o recibir ayuda de otros.
  • Una persona con grandes cantidades de dinero, en un lugar con poca vigilancia, que no está prestando atención al entorno y está acompañada por personas que limitan su capacidad de escape o defensa – por ejemplo niños-.

Aprender a no ser el mejor botín ni la persona más vulnerable puede hacer la diferencia por estas fechas. Algunas recomendaciones son las siguientes.

En el banco

piggyDebes entender que un banco y sus alrededores son el mejor lugar para un atraco, debido a que las personas salen de allí con efectivo. Así que lo mejor es que permanezcas el mínimo tiempo posible dentro y en los alrededores de una institución bancaria.

Elije un banco con vigilancia en sus alrededores, en el cual puedas estacionarte cerca o conseguir transporte rápidamente.

Muchas veces existen cómplices dentro de la institución que fingen ser clientes e indican al atracador quién sale con efectivo. Hazte acompañar por una persona de confianza que vigile los alrededores mientras estás en la taquilla.

Mientras haces la cola observe a la gente, de manera de que cuando salgas te sea posible darte cuenta si alguien que estaba allí te sigue.

En lo posible, evita retirar grandes cantidades de dinero e insiste en que te lo den en billetes grandes, de manera de minimizar el volumen del bulto.

No permitas que personas dentro del banco te ofrezcan asistencia para realizar depósitos o retiros.

Cuenta el dinero frente al cajero y no en la calle. Al recibirlo guárdalo en distintos lugares – cartera, bolsillos, etc- y entrega una parte a tu acompañante. No guardes el dinero en el bolsillo trasero del pantalón.

Si vas a sacar dinero de un cajero automático, una vez que introduzcas tu clave voltea y mira a tu alrededor para evitar sorpresas. De igual forma, evita los telecajeros ubicados en plena calle.

Ten claro hacia dónde vas una vez que salgas del banco, no te quedes en la puerta tratando de decidir.

No salgas del banco con la cartera o maletín abrazado y mirando a todos lados. Esto, lejos de repeler al delincuente le dice que portas dinero y tienes miedo de que te lo quiten. Simplemente mira alrededor y sal tranquilamente.

Si caminas por una acera hazlo de tal forma que el bolso lo portes lejos del borde, de manera de evitar arrebatones. Presta atención a los motorizados en la zona.

No te detengas a hablar con nadie. Evita perder tiempo mientras sales del lugar.

Si tienes carro estaciónalo en un estacionamiento privado, preferiblemente cerca de las puertas de acceso o la taquilla de pago.

Las compras

bolsPlanifica con antelación cuál va a ser tu ruta de compras y trata de concentrarlas en una misma zona, de manera de evitar pasear con bolsas y dinero.

Evita lugares con exceso de tránsito, ya que por lo general es allí donde abundan los carteristas.

Vístete sencillo y cómodo. Prefiere pantalones cuyos bolsillos tengan cierres y carteras o bolsos de mano de material resistente difíciles de cortar, con los que puedas darte cuenta si tratan de abrirlo.

Lleva el bolso o cartera frente a ti.

Comprar con amigos es más divertido y más seguro que hacerlo solo.

Recuerda algo: desde lo que vistes, pasando por tu apariencia física, lenguaje corporal y vocabulario habla de tu estatus económico. No vayas a sitios donde va a ser obvio que tienes más nivel socioeconómico que la gente promedio del lugar. Los secuestros salen mucho más caros de lo que te vas a ahorrar buscando precios bajos donde no debes.

Aprovecha la tecnología: el dinero plástico es mejor que el efectivo.

Lleva sólo las tarjetas o los cheques que realmente piensas utilizar. No necesitas todo el talonario o la colección de tarjetas.

Si posees cuentas en distintos bancos, es buena idea dejar en una de ellas sólo el dinero que piensas utilizar para la compra del día, transfiriendo el resto a la otra y portando sólo los cheques o tarjetas de la cuenta con la que vas a pagar.

Cuando hagas los pagos no pierdas de vista tu tarjeta y verifica los recibos de compra.

Discreción es la palabra mágica. Si vas a pagar en efectivo no saques todo el paquete de billetes para contarlo frente a todos.

estacLos pasos para montarse en el carro una vez hechas tus compras siguen este orden

Al dirigirte al vehículo mira los alrededores

Ten las llaves en la mano. Si tienes alarma de control remoto desactívala unos metros antes de llegar. Obviamente, si suena la alarma o se activa cuando debería desactivarse es mala señal.

Si te abrieron el carro o captas algo que no te gusta devuélvete enseguida y llama a seguridad.

Si todo está en orden abre la puerta del piloto y mira los asientos traseros. Preferiblemente coloca las bolsas allí de una vez.

Móntate y pon el seguro de la puerta.

Quita los seguros del carro (trancapalanca, trancapedal, etc.) con la puerta trancada y los vidrios arriba.

Enciende el carro y baja la ventanilla sólo cuando llegues a la taquilla de pago.

Existen muchas recomendaciones que se pueden dar por estas fechas. Pero si evitas aquellas cosas que le dan al atracador la idea de que te agreda, tratas de no ser llamativo o colocarle las cosas más fáciles para que te aborde, seguramente elegirá a otro.

Felices compras